miércoles, febrero 04, 2015

Reparar una máquina de escribir

Hay millones de máquinas de escribir en el mundo. Prácticamente su uso es residual, y el problema de muchas de ellas, es que se dejaron de utilizar cuando se averiaron.
Había una en casa de mis padres. Es totalmente mecánica. El problema que tenía era que una tecla no podía volver a su posición. Estaba trabada entre la guía dónde impacta y su lugar natural. Digamos que a medio camino entre su sitio de descanso y el de impacto en la hoja.


La verdad es que no encontré ninguna ayuda en Internet. Tampoco he encontrado reparadores de máquinas a mi alrededor. Además con los precios tan bajos que tienen en el mercado de segunda mano, cualquier reparación saldría más cara que una funcionando.

Material utilizado en la reparación:
  1. Un destornillador (realmente no es necesario).
  2. Un par de alicates planos (uno finito y otro más fuertote).

Bueno, la forma de arreglarla ha sido totalmente intuitiva. Lo primero que hice fue quitarle la tapita negra de arriba, y quitarle los cuatro tornillos que sujetan el armazón lateral de color plateado. En las fotos veréis que no está ese armazón. Luego me di cuenta de que no hacía falta quitarlo para nada.
















La máquina sin el embellecedor lateral:



















La reparación de verdad empieza cuando le damos la vuelta a la máquina de escribir y le quitamos la tapa de abajo. En mi máquina la tapa está sujeta por la presión de dos gomas. Tuve que hacer bastante fuerza con el destornillador para soltarla. Intentar no romper las gomas.

Y así, entre los tiradores de la teclas, a simple vista ya se veía el tema. Tenemos una pieza metálica totalmente deformada.
 
Ahora empieza la reparación de verdad. Con mucho cuidado empezamos a tirar de alicates. Lo delicado con el pequeño. Para la fuerza empleamos los grandes. Con paciencia hasta dejarlo como el resto:


Y llegó la hora de la verdad. Le damos la vuelta otra vez, y probamos a escribir. Ha quedado como nueva.

 



Cuando me pongo a escribir más texto, veo que todavía no está completamente reparada. La letra "T" se queda enganchada en la guía dónde impacta con el papel, y no vuelve. Bueno, esta reparación es más sencilla. Ya sabemos que "en las tripas" lo hemos dejado todo bien. El problema es que la inclinación del cabezal de la pieza (dónde está el relieve de la letra), no es la correcta. Pongo la pieza en su lugar de "descanso" y comparo la inclinación del cabezal con el de las piezas adyacentes. Cojo el alicate grande y corrijo un poco. Ahora la pieza no se queda enganchada.



Ahora sí puede decirse que la máquina está como nueva.



Como ventajas claras frente al ordenador podemos destacar las siguientes:
  • Ausencia de distracciones.
  • Se piensa más cada frase antes de escribirla.
  • Impresión directa.
  • Máquina portátil.
  • No necesita electricidad.
  • La puedes utilizar en cualquier lugar (encima del sofá si quieres).
Ya puedo comprobar lo que se siente cuando no puedes corregir completamente los errores o correcciones de un texto. No es totalmente desagradable. Puedes comprobar dónde has dudado, o dónde has dedicado más esfuerzo en la redacción.
Una cosa que me ha sorprendido mucho es que a pesar de llevar muchísimos años sin uso (seguro que más de 15 años), ¡¡¡la cinta todavía imprime letras!!! Increíble.

He buscado aportes interesantes sobre máquinas de escribir por Internet y os recomiendo estas dos lecturas:

Cinco razones para seguir utilizando una máquina de escribir

La máquina de escribir es una artefacto cargado de poesía y utilidad...

Disfrutad mucho de vuestras máquinas de escribir.
Mikelats

6 comentarios:

almargenta dijo...

hola. estoy contento de haberme cruzado un blog sobre las máquinas de escribir.
te comento que entré buscando soluciones a un problema en una tecla y veo que no estabamos muy lejos de compartir el problema
en lo personal el problema es que una letra, la o, está como movida, sale la mitad de la letra en la hoja y la otra no. mirando vi que cada doble letra está encastrada, y no soldada, cosas que yo creía era así. ahora veré como puedo hacer para sostener esa letra en un angulo más recto y que impacte bien, ya que no quiero ponerle nada debajo como suplemento, me parece que esa no debe ser la manera correcta.
no se si se entendió lo expuesto. lo real es que no abundan blogs de este género.

manolo dijo...

las teclas no llegan al papel

manolo dijo...

solamente llegan los acentos, las he mirado a simple vista y no veo ningunas que estén desarmadas, es una Olivetti línea 90

andreina caroline L . M dijo...

Hola, acabo de encontrar tu blog y quisiera hacerte una pregunta, sucede que me estoy buscando una maquina para escribir pero justamente la que yo quiero, le falta el rodillo y las cintas y bueno no se sí arriesgarme, tu que me recomiendas?

José Rabanal Santander dijo...

Saludos.
Estoy intentando poner al dia una máquina de escribir portátil "Amaya". Ya la tengo casi a punto con excepción de un tipo , la letra "A" que sale bastante más arriba del resto de las letras. ¿Dónde puedo mirar? He mirado con lupa el tipo y la letra no aparece en absoluto gastada. ¿Cómo puedo arreglar ese desplazamiento?
Gracias

pacopepe dijo...

Buenas tardes:
Agradecería me informara de que le puede ocurrir a una máquina de escribir olivetti Linea 88 que me han regalado y que aparentemente está bien, pero cuando acabas de escribir en la línea, y le das a la palanca para seguir en siguiente línea, no corre el carro, tengo que hacerlo manualmente por los rodillos, ya que desde la palanca no rueda.
Gracias por vuestra respuesta y saludos.