lunes, noviembre 22, 2010

Pequeños objetivos


Hola,

El sábado acudí a la cena homenaje de Eloy Corres, distinguido socio de la Excursionista Manuel Iradier que merece la insignia de oro que le dieron y mucho más.

Me encontré con korrikalaris de todas las edades y alguno me picaba un poco por eso de "con lo que tu andabas...y ahora...", "cómo has dejado tanto tiempo el deporte...", "...no te preocupes un día volverás...", "...lo malo es que no poder correr al ritmo que corrías desmolariza..."

Pues sí, me he decidido. Acabo de pesarme en el peso que siempre pesa de menos y marca 92 kg. El objetivo es hacer la media maratón de Vitoria-Gasteiz el 19 de diciembre de 2010.

El segundo objetivo es conseguir terminar vivo a ser posible la inhumana prueba de "Apuko igoera 2011" que siempre suele ser o nevando o con lluvia helada con desbordamiento de río incluido.

Todos los días pondré en la primera línea los kilómetros recorridos, a ver si es un elemento de motivación.

Ayer: 45 minutos. Ligera lluvia mañanera.
Hoy: 30 minutos. Ligera lluvia nocturna.

¿Qué objetivo tiene esta entrada aquí?
1.-Obligarme a mí mismo, ya que tampoco hay exceso de motivación.
2.-Animarle a otra persona si le pasa lo mismo que a mí (que no está a gusto con una vida excesivamente sedentaria).

Saludos.

3 comentarios:

alexav8 dijo...

bueno, animos, que te voy a estar controlando...
asi logras el objetivo, aunque mas no sea, por no quedar mal con los que te leemos,
vamos hombre, a por los records!!!!
y gracias por los videos de los camiones......se me caen las babas
;-)

Mikelats dijo...

Hola Alexa!!!
Qué desastre! Después del lunes no he vuelto a correr. Esto está resultado peor de lo que pensaba. ¿Tú sigues con las artes marciales?

Oye, que ya no queda nada para la venta del calendario tórrido. Creo que este año el calendario va a quedar muy bien.

Saludos.

Javier Castro dijo...

Essse Iriarte!

Lo de correr o no correr, yo creo que te lo pide el cuerpo, y cuanto más corríamos, mas queríamos porque el cuerpo se acostumbraba.

Ahora lo tienes oxidado, pero en cuanto empieces un poco, seguro que vuelves a la rutina.

Ánimo con la media de Gasteiz, y nos veremos en la San Silvestre!

Castrol

p.d. Je, je, yo ya pesaba 92 kilos en los tiempos de las maratones, así que no te digo ahora cuánto! :-)